Temas de la clase del 10/09

  • El “Requerimiento”
  • La hipótesis de la relación pedagógica fundante (Puiggrós)
  • Escenas de lectura (Cucuzza, 2008)
  • La pedagogía de la evangelización. La “educación como conquista” (Kobayashi, 2002)
  • Las imágenes sobre los pueblos indígenas según ‘descubridores’ (Cristóbal Colón), conquistadores (Hernán Cortés) y evangelizadores (Bartolomé de Las Casas). “El problema del otro” según Tzvetan Todorov.

El tratamiento de los temas permitió un interesante clima de trabajo y reflexión grupal. Entre las intervenciones de los estudiantes señalamos las referidas a: a) el papel de la evangelización como estrategia de conquista y el control de las conciencias por medio de la confesión –“Los desnudaban totalmente, hasta el alma, los dejaban sin nada”-; b) la importancia de los discursos, -“el poder de la palabra”- en la construcción de sentidos sobre lo social y en relación con la rigurosidad de los significados que se busca transmitir; c) la incidencia de la escuela en la formación de concepciones sobre el mundo, sobre los otros y, puntualmente, sobre los pueblos indígenas; d) las relaciones jerárquicas en el aula –asociadas con la ‘relación pedagógica fundante’.

- “Para nosotros está naturalizado el hecho de que la relación (en el aula) es siempre de superioridad. Siempre el maestro leyendo y el alumno escuchando. Alguien que tiene autoridad y alguien que no.”

- “Nosotras discutíamos sobre las palabras que usamos. Cuando hacíamos el trabajo practico discutimos muchas veces si usar o no la palabra evolución, en el ítem sobre las diferentes imágenes… lo discutimos muchas veces, qué significa, qué queremos decir? El trabajo nos llevó mucho tiempo, porque discutíamos en cada punto las palabras que utilizamos.”

- “Yo pensaba en el poder de la palabra. El poder que tuvo en mí toda mi experiencia anterior, la escuela primaria, para formarme con estas concepciones y el poder que están teniendo ahora en mí otras palabras.”

Para seguir pensando sobre esto último, les ofrecemos lo que en el 2007 nos decía una docente qom, Ada López, acerca de los textos escolares que hablan sobre los pueblos indígenas y un fragmento de una poesía de Lecko A. Zamora, poeta wichí.

“Creo que la opresión de las opiniones de los grandes escritores nos ha opacado y eso también ha hecho que nuestra identidad se haya caído al piso y que nuestros jóvenes de ahora no valoran, tienen vergüenza de ser indígenas. .Los libros fueron también como un arma secreta y silenciosa para volver a matarnos no sólo ya no con armas visibles sino con palabras; porque toda una generación leyó esos libros, lo que realmente es temible.” Ada López, docente qom.

“La lectura es una magia, un poder y un talismán.
Magia porque un conjunto de signos producen palabras y las palabras
Tienen poder que influyen en nuestros espíritus y en las mentes de los demás
Y muchas veces como un talismán nos protegen de cometer errores que hasta podrían costar nuestras vidas.”
Lecko A. Zamora. “Aprendamos a leernos, Yah’yin a nayij”


Finalmente Yamila Liva comparte que: “En la clase me acordaba de estas palabras de Galeano sobre cómo usamos las palabras para eliminar, para seguir poniendo al "otro" en el lugar de la inferioridad...para que siga siendo nadie.”


“Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada. Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos. Que no son, aunque sean. Que no hablan idiomas, sino dialectos. Que no profesan religiones, sino supersticiones. Que no hacen arte, sino artesanía. Que no practican cultura, sino folklore. Que no son seres humanos, sino recursos humanos. Que no tienen cara, sino brazos. Que no tienen nombre, sino número. Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local. Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.”
Eduardo Galeano